Me gusta saber cómo funcionan las cosas

Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial

Cada vez se hacen más comunes las palabras "Inteligencia Artificial" (AI por sus siglas en inglés). Sin embargo es importante entender lo que realmente significan para la evolución de la humanidad como especie y no sólo como medio de consumo.

Piezas de ajedrez sobre el tablero con un niño en el fondo

¿Qué es la inteligencia?

Inteligencia es la capacidad de resolver problemas y aprender del proceso para poder resolver problemas más díficiles.

Desde problemas básicos como encontrar comida hasta resolver problemas de física, un ser inteligente es capaz de resolverlos poniendo en práctica sus conocimientos e improvisando en el proceso.

El nivel de inteligencia en los humanos hoy, es el resultado de resolver problemas durante 200 mil años. Desde aquel primer Homo Sapiens.

Desde ese primer hombre pensante, hemos solucionado problemas cada vez más difíciles. Retos que nos han permitido expandir nuestra capacidad de pensar, pero más aún de crear herramientas que nos hagan las tareas más fáciles.

La computadora ha sido la invención más poderosa del hombre hasta el momento. Las máquinas han permitido un gran desarrollo en tan poco tiempo.

¿Cómo funcionan las computadoras?

Las computadoras no pueden hacer nada por sí solas, necesitan un programa para saber qué hacer. Un programa de computadora no es más que una serie de instrucciones.

Esa lista de instrucciones es una receta para solucionar un problema en específico. La computadora lee la receta y ejecuta todos los pasos tan rápido como le sea posible. Mientras más poder de procesamiento tenga, más rápido va a ejecutar las instrucciones.

Así también funciona el cerebro humano, sólo que el número de instrucciones que procesa es inmenso en comparación con una computadora actual.

Tal vez pienses que una calculadora puede hacer más operaciones matemáticas en menos tiempo que tú, pero tu cerebro no sólo se encarga de resolver sumas y restas. Tu cerebro se encarga de cada uno de los músculos de tu cuerpo, de metabolizar la comida, de mantenerte funcionando. Todas esas instrucciones no las vemos pero están ahí.

Los programas que en la actualidad consideramos como "Inteligentes", no son más inteligentes que el cerebro de un ratón.

La mano de un hombre en traje negro, operando un gadget de la compañía Apple- Un smartphone iPhone

Además, las computadoras no pueden improvisar. No pueden hacer más de lo que dice la receta. Si ocurre un accidente o algún ingrediente no es exactamente lo que dice la receta, la computadora producirá un error y no sabrá cómo manejar la situación.

Por eso los programas "inteligentes" de hoy sólo pueden jugar ajedrez, o conducir un auto, o traducir texto. Pero no todo al mismo tiempo.

A este tipo de Inteligencia Artificial se le conoce como "Inteligencia Artificial Estrecha" (ANI por sus siglas en inglés).

Una AI como la de las películas de ciencia ficción, que pueda resolver problemas más generales y tomar decisiones propias, se conoce como "Inteligencia Artificial General" (AGI por sus siglas en inglés).

Sin embargo, aún no tenemos la capacidad para crear una AGI. Ya que las computadoras actuales no tienen el poder de procesar tal cantidad de instrucciones para poder improvisar.

Pero tampoco falta mucho para que pueda llegar a ser realidad...

Tu teléfono celular puede procesar cientos de miles de veces más instrucciones que las computadoras que usó la NASA para llegar a la Luna. En tan sólo 50 años, la diferencia se volvio abismal.

El poder de procesamiento de una computadora se duplica cada año, al mismo tiempo que se acorta su costo de producción.

A esto se le conoce como la Ley de Moore. Y es el ritmo al que ha crecido la tecnología en las últimas décadas.

Así que aunque todavía estemos lejos de llegar a reproducir el poder del cerebro humano en términos de capacidad, no estamos tan lejos si hablamos de tiempo. Algunos dicen que puede suceder en la siguiente década.

Es un hecho que llegaremos a desarrollar una AGI en algún punto del futuro cercano. Pero no sólo eso, la Ley de Moore seguirá surtiendo efecto y la Inteligencia Artificial seguirá incrementando su capacidad de procesamiento (o su inteligencia).

En algún momento, una computadora se volverá más inteligente que un ser humano. A ese momento se le conoce como Singularidad.

Y después de la Singularidad, la humanidad está condenada a dos posibles futuros:

Pasar a ser la especie recesiva, e incluso llegar a desaparecer. O evolucionar junto con la AI para convertirnos en el siguiente eslabón de la cadena evolutiva.

Si esas ideas te causan miedo, tienes el sentimiento correcto.

Un neon brillante colgado en la pared que dice "Change"

Súper Inteligencia Artificial

Cuando caminas por la calle y te matas una hormiga al caminar, no sientes culpa, puede que ni te hayas enterado de lo que hiciste. Eso es porque desde un punto de vista biológico una hormiga es un ser menos inteligente que un humano.

Esa indiferencia al matar a otra especie es más latente mientras más diferencia haya en la inteligencia de ambas especies.

Probablemente sentirías más culpa al lastimar a un perro que a un mosco porque en nuestra escala de inteligencia un mosco está más lejos de nosotros que un perro.

Regresando a la Singularidad, la AI que haya logrado superar al cerebro humano, entonces se conocerá como "Super Inteligencia Artificial" (ASI por sus siglas en inglés).

Y recordemos que su poder de procesamiento seguirá creciendo, alejándonos más de su nivel de inteligencia cada vez, convirtiéndonos en moscos u hormigas para ella.

¿Cómo evitamos pasar a la historia como especie?

Creando consciencia, quien sea que esté trabajando con AI debería saber que no es un tema cualquiera, que no sólo se trata de una serie de instrucciones lógicas, ni de hacer más dinero.

Muchas empresas se encuentran haciendo investigaciones para poder llegar a una AGI (Inteligencia Artificial General).

Productos como los que existen hoy en el mercado no nos harán daño, pero si seguimos avanzando sin precaución, sólo persiguiendo el propósito de generar ganancias o controlar masas, será nuestra propia perdición.

Afortunadamete, el otro futuro de la humanidad es más llamativo...

Imagina una Super Inteligencia que logre solucionar todos los problemas que aún no hemos podido solucionar, como la contaminación, la pobreza, o incluso el envejecimiento.

Todo depende de los principios sobre los cuales se construya la primer Súper Inteligencia Artificial.

Evolución, sólo se trata de no morir

Todo empezó con organismos de una sola célula, su única misión era seguir existindiendo. Tuvieron que adaptarse a las dificultades de su entorno.

Se agruparon en organismos pluricelulares más complejos hasta llegar a formar cuerpos con extremidades, ojos, oídos, pies, brazos, dedos, pulgares... todo con el único propósito de seguir existiendo y no desaparecer.

Cuando ser el más fuerte físicamente no fue suficiente, se tuvo que evolucionar la inteligencia.

La evolución no se da constantemente, sólo ocurre cuando un organismo se encuentra en peligro de extinción. Se ve forzado a adaptarse a su nuevo entorno, y cambia.

Ahora que la inteligencia no es suficiente (dado que pronto algo nos podrá superar en eso), creo que debemos comenzar a adaptarnos para no morir como especie.

Y ¿qué tiene que ver la evolución con la Inteligencia Artificial?... en mi opinión: TODO.

Gorila curioso sentado solo sonriendo

¿Qué te hace ser tú?

Supongamos que tienes un accidente, pierdes una pierna y decides usar una prótesis, ¿sigues siendo tú? Y si después pierdes otras extremidades que reemplazas con más prótesis, ¿sigues siendo tú?

Ahora imagina que existe la tecnología para crear prótesis para pulmones, corazones y todos los órganos que son de vital importancia para que un cuerpo humano pueda seguir funcionando.

Actualmente ya hay progreso en ese campo pero no al punto en el que tengamos que plantearnos el dilema de ¿hasta dónde sigues siendo tú?.

Una ASI (Súper Inteligencia Artificial) podría crear ese tipo de prótesis fácilmente.

En el momento en el que eso sea posible, surgirán cuestionamientos de identidad y moral, es el punto en donde la tecnología pone en duda la existencia humana y todo lo que creemos saber del espíritu humano.

Creo que deberíamos empezar a voltear hacia nuestro interior para preguntarnos ¿quiénes somos realmente? y ¿qué es lo que nos hace ser humanos? para que películas de ciencia ficción no se vuelvan realidad y terminemos siendo esclavos sin darnos cuenta.

Lamentablemente nuestra propia inteligencia ha sido también nuestra maldición. Hemos llegado a creer que cada individuo es especial y diferente a los demás, pero la verdad es que somos parte de un organismo más grande y complejo.

El propósito es trabajar juntos por el bien común, y no el individual.


Otras lecturas de interés:

Videos (con subtítulos en español):


Este escrito sólo representa mi punto de vista y sin ningún afán de demostrar nada, ni mucho menos cambiar tus creencias personales. No soy un experto en el tema, y las conclusiones aquí expuestas son completamente personales y sin ninguna investigación científica que las respalde.


Ingresa tu correo electrónico para recibir los útlimos artículos